Boda

Bodas en tiempo de cuarentena

A nivel mundial se está experimentando una situación en el mundo, y que sólo se veían en películas, se trata de la pandemia a causa del virus COVID-19.

Esto aparte de la gran cantidad de víctimas y decesos que ha ocasionado, también ha propinado un fuerte golpe a la economía mundial, la continua caída de los precios del petróleo, la disminución en la producción de diversos rubros.

También ha afectado el más grande de los sueños de muchas parejas, porque la industria de las bodas también se encuentra en jaque, en estos momentos.

Si es posible celebrar las bodas… Pero con condiciones

Todo el país se encuentra en estado de alarma, por ello existe un Real Decreto que comenzó a ser aplicado el pasado 16 de marzo del 2020 respecto a las limitaciones de la libertad de circulación.

Entre estas limitaciones, existe un apartado respecto a las misas, bodas y funerales. Estas no están prohibidas, pero sí restringidas y condicionadas. Al igual que los servicios que ofrecen algunos profesionales como el cerrajero.

Las agencias de festejos deben dar cumplimiento fiel a las medidas organizativas para impedir las aglomeraciones y garantizar la distancia mínima de un metro entre personas.

Debido a estas condiciones, algunas parejas han optado a realizar la unión civil, pero retrasar el matrimonio eclesiástico y la recepción para un momento más idóneo, que les permita compartir con sus seres queridos la unión en matrimonio.

Complicaciones para llevar a cabo las bodas

Toda esta situación ha afectado muchos aspectos que deben ser considerados para festejar las bodas.

Existe un gran déficit de proveedores, sólo debes hacerte una idea con el hecho de que la mayoría de los vestidos provienen de China, y este mercado está paralizado en estos momentos.

Y el momento de celebrar la unión también se ha visto empañado, en muchas bodas, gran parte de los invitados provienen de otras provincias, e incluso de otros países.

Con la suspensión de los vuelos, el número de invitados es menor, pero faltarían personas importantes para la boda.

Es imposible celebrar en un buen restaurant, o en un local de lujo, las aglomeraciones no son recomendables en estos momentos.

Sin embargo, algunas parejas han decidido dar el sí, a pesar de las limitaciones, porque para ellos lo principal es el amor que se tienen, ya habrá momento para festejar.

El problema de cancelar

Pero a pesar de la situación, existe un vacío legal en la mayoría de las empresas que proveen servicios en las bodas, y es que la mayor parte de los seguros de bodas no tienen previstas las cancelaciones de bodas por razones externas a los novios.

En otras palabras, cuando uno de los novios se le presenta un problema de salud grave, un accidente o muerte, existe la indemnización por la suspensión del evento, pero por un caso diferente a los antes descritos, no está previsto.

Este tipo de contratos no habían considerado situaciones de fuerza mayor como una pandemia, entonces desde el punto de vista legal, hay una laguna en el contrato.

Ante esta situación, la Asociación Nupcial Americana recomienda a los novios que pospongan la celebración, a una fecha que no esté afectada por la epidemia actual, antes que solicitar la cancelación de la misma e iniciar un problema legal.

Autor

oswaldocovacova@gmail.com
error: Content is protected !!